Pierre Poiret

Pierre Poiret era un místico francés del 17mo siglo prominente y filósofo cristiano. Nació en Metz el 15 de abril de 1646 y murió en Rijnsburg (3 m n. de Leyden) el 21 de mayo de 1719.

Vida y logros

Después de la muerte temprana de sus padres, se apoyó por el comercio del grabador y la enseñanza de francés, al mismo tiempo estudiando la teología, en Basilea, Hanau, y, después de 1668, Heidelberg. En Basilea fue encantado por la filosofía de Descartes, que nunca completamente perdió su le agarraré. También leyó el Thomas à Kempis y Tauler, pero era sobre todo bajo la influencia de las escrituras del místico Mennonite holandés Hendrik Jansz van Barneveldt, publicado a ese tiempo bajo el seudónimo de Emmanuel Hiel.

En 1672 se hizo el pastor de la iglesia francesa en Annweiler en el ducado de Deux-Ponts. Aquí se hizo informado sobre Elisabeth, la abadesa de Hereford, la nieta de James I de Inglaterra y un místico célebre, con Theologia Germanica, y con las escrituras de Antoinette Bourignon, que duran suministradas exactamente lo que quiso. El deseo de hacer el conocido de esta mujer dotada le tomó a los Países Bajos en 1676. Se instaló Amsterdam y publicó allí en el año siguiente sus razones fundamentales de Cogitationzs de Deo, anima, y Malo, que le ganó una reputación inmediata de beca y perspicacia filosófica. Es Cartesiano en la forma; la Trinidad se concibe en términos matemáticos; todo el conocimiento se debe apoyar en pruebas - pero el final de este conocimiento de Dios es práctico, para llevar la Cristiandad distraída atrás a la unidad. La influencia de Thomas à, Kempis y Tauler es claramente visible.

De los Países Bajos Poiret continuó a Hamburgo, todavía en la búsqueda de Antoinette Bourignon, fue completamente ganado por ella en la primera reunión, y hasta su muerte en 1680, era su discípulo fiel. La acompañó en sus vagabundeos, viajó varias veces por lo que Holstein en relación a sus asuntos sumamente confusos, y volvió a Amsterdam para ver a la publicación de sus trabajos completos, a los cuales prefijó una defensa minuciosa de ella y añadió una traducción de Göttliche Gesicht de Hans Engelbrecht, el entusiasta de Brunswick. Defendió su personaje y misión divina en un Mémoire touchant la vie de Mlle. A. Bourignon (1679), y defendido su causa contra Bayle y Seckendorf. También era un admirador caliente de Jane Lead. En 1688 colocó en Rijnsburg, donde él busied él mismo en sus propios trabajos y en trabajos múltiples para los libreros holandeses, tal como en la edición holandesa de Thierry Ruinart.

Resumen de sus escrituras

Entre sus producciones originales puede ser el L'Économie mencionado divino, ou système universel et démontré des æuvres et des desseins de Dieu envers les hommes (Amsterdam, 1687; Eng. transl., Œconomy Divino, 6 vols., Londres, 1713), que pretende reproducir las nociones visionarias de Antoinette Bourignon, pero al menos les da en la forma inteligible y consecuente. Otro trabajo, La Paix des ames dans tous les partis du Chriatianisme (1687), desatiende los credos formales de varias iglesias y apela a la minoría de cristianos realmente sinceros, impulsándolos a una unión interior sin el abandono de sus afiliaciones externas. En la erudición De, solida, superfciaria y falsa (1692), se distingue entre conocimiento superficial de los nombres de cosas y conocimiento verdadero o sólido de las propias cosas, que último debe ser alcanzado por la renuncia humilde a la propia sabiduría de alguien y va. Siguió haciendo contribuciones a las controversias filosóficas y religiosas del tiempo, como, por ejemplo, contra Bayle y su oposición "hipócrita" a Spinoza. El trabajo que probablemente pasó la mayor parte de ediciones era el pequeño tratado sobre la educación de niños que primero aparecieron en 1690 una colección de sus escrituras más cortas: con frecuencia se traducía, y fluenced la controversia de Pietistic en Hamburgo. Su contribución el más permanentemente valiosa era Bibliotheca mysticorum selecta (1708), que muestra un conocido asombroso con místicos antiguos y modernos y contiene la información valiosa sobre algunos escritores menos conocidos. También publicó un gran número de escrituras místicas tanto a partir de la Edad media como de Pietists francés del siglo diecisiete. En 1704 sacó una nueva edición de Mme. Las escrituras de Guyon, con la adición de un tratado impreso por primera vez y una introducción. A pesar de su lealtad a ella, no era Quietist en el sentido de la palabra ordinario. No tendría la relación del hombre a Dios una de la pasividad pura, pero de la receptividad. Rechazó la predestinación y condenó Pelagianism porque suprimió el sentimiento de la pecaminosidad inherente en el hombre — cuando se opuso a Socinianism porque no asignó toda la salvación a la operación de la gracia de Dios. Místico como era, sabía cómo combinar con su propia actitud peculiar una insistencia firme en ciertas definiciones dogmáticas, como las de la Trinidad. Continuamente apelaba a la autoridad de Escritura.

Aunque después de 1680 condujera una vida tranquila y jubilada, fue reconocido extensamente por los eruditos de su tiempo, como Thomasius y Bayle, Jean Le Clerc y Walch, como un hombre del gran aprendizaje; y su participación entusiasta en la causa de Antoinette Bourignon no perjudicó su nombre bueno como un místico devoto y un hombre honorable. Su influencia persistió después de su muerte, no simplemente a través del trabajo de su hijo espiritual Tersteegen, pero a través del respeto que sus escrituras ganaron para el misticismo, obligando la teología regular, como representado por Le Clerc, Lange, Buddeus, Walch, y Johann Friedrich Stapfer, tenerlo en cuenta.

Véase también



Buscar