David Irving

David John Cawdell Irving (nacido el 24 de marzo de 1938) es un escritor inglés,

mejor conocido por su desmentido del Holocausto, quien se especializa en la historia militar y política de la Segunda Guerra Mundial, con una atención a Alemania nazi. ¡Es el autor de 30 libros sobre el sujeto, incluso La Destrucción de Dresde (1963), la guerra de Hitler (1977), Levantamiento! (1981), la guerra de Churchill (1987), y Goebbels: Cerebro del Tercer Reich (1996).

Su trabajo de Alemania nazi se hizo polémico debido a su compasión por el Tercer Reich, antisemitismo y racismo. Se ha asociado con derecho lejano y causas neo-nazis, estupendamente bien durante sus días estudiantiles seconding la Unión británica del fundador de Fascistas Oswald Mosley en un Colegio universitario debate de Londres sobre la inmigración. Se ha descrito como "el predicador más hábil del desmentido de Holocausto en el mundo hoy".

La reputación de Irving como un historiador extensamente se desacreditó después de que trajo un caso del libelo fracasado contra la historiadora americana Deborah Lipstadt y Libros del Pingüino. El tribunal encontró que Irving era un denier de Holocausto activo, el antisemita y el racista, que "se asocia con extremistas derechistas que promueven el neo-nazismo," y que tenía "por sus propios motivos ideológicos continuamente y deliberadamente falsificó y manipularon el hecho histórico."

Años mozos

Irving, junto con su hermano gemelo, nació en Hutton, cerca de Brentwood, Essex, Inglaterra. Su padre, John James Cawdell Irving, era un comandante en la Marina Británica, y su madre, Beryl, un ilustrador. El hermano gemelo Nicholas Irving de Irving ha dicho que "David solía dirigir hacia el bombardeado casas gritando heil a Hitler", una declaración que Irving rechaza y dice es "falsa".

Durante la Segunda Guerra mundial, el padre de Irving era un oficial a bordo del crucero ligero HMS Edimburgo. El 2 de mayo de 1942, escoltando el Convoy QP-11 en el Mar de Barents, el barco fue hundido por el U-barco alemán U-456. El padre de Irving sobrevivió, pero cortó todas las relaciones con su esposa y sus niños después del incidente. Irving describió su infancia en una entrevista con el escritor americano Ron Rosenbaum como:" A diferencia de los americanos, nosotros grandes privaciones sufridas inglesas... pasamos por la infancia sin juguetes. No teníamos clase de la infancia en absoluto. Vivíamos de una isla que se atestó por los ejércitos de otra gente". Irving continuó a afirmar a Rosenbaum que sus opiniones de negationist sobre la Segunda Guerra Mundial dataron a su infancia, particularmente debido a sus objeciones del modo que Adolf Hitler se retrató en los medios británicos durante la guerra. Irving afirmó que sus opiniones "escépticas" sobre el Tercer Reich eran debido a sus dudas sobre las caricaturas del dibujante de Hitler y los otros líderes nazis que aparecieron en la prensa británica durante la guerra. Según su gemelo, Nicholas, David ha sido un provocateur y bromista desde su juventud.

Años estudiantiles

Después de completar A-niveles en la Escuela Brentwood, Irving brevemente estudió la física en el Colegio Imperial Londres, aunque nunca no graduado, por motivos financieros. Escribió para Felix, el periódico estudiantil de Imperial, y en 1959 sirvió del redactor del diario del Comité del Carnaval de Universidad de Londres, Tiempos del Carnaval.

Irving más tarde estudió para un título de la economía política en el Colegio universitario Londres, del cual abandonó después de dos años debido a la carencia de fondos. Durante su tiempo en la universidad, él la Unión británica seconded del fundador de Fascistas Oswald Mosley en un debate sobre la inmigración de Comunidad, y se interrumpió.

Controversia de Tiempos del carnaval

El tiempo de Irving como el redactor de Carnival Times era polémico debido a los contenido de un "suplemento secreto" añadió a la revista. Este suplemento contuvo un artículo en el cual llamó a Hitler "la mayor fuerza de unificación que Europa ha sabido desde Charlemagne", aunque Irving desviara la crítica caracterizando Carnival Times de "satírico". También declaró que "la formación de una Unión Europea se interpreta como la construcción de un grupo de pueblos superiores, y los judíos siempre han visto con la sospecha la aparición de cualquier 'raza superior' (además de su propio, por supuesto)". Los opositores también vieron un dibujo animado en el suplemento como el racista y criticaron otro artículo en el cual Irving escribió que la prensa británica fue poseída por judíos. Los voluntarios se reclutaron más tarde para quitar y destruir los suplementos antes de la distribución de la revista. Irving ha dicho que la crítica es "probablemente justificable" y ha descrito su motivación en la producción de la cuestión secreta polémica de Tiempos del Carnaval que como son para impedir al Carnaval hacer una ganancia que se pasaría a un grupo sudafricano que consideró una "organización subversiva".

La destrucción de Dresde

Algún tiempo después de servir en 1959 como el redactor del diario del Comité del Carnaval de Universidad de Londres, Irving se fue a Alemania Occidental, donde trabajó como un trabajador siderúrgico en una acería de Thyssen en el área de Ruhr y aprendió alemán. Entonces se trasladó a España, donde trabajó como un oficinista en una base aérea. Durante su tiempo en España, Irving se casó con su primera esposa, una Española con quien tenía cinco niños. En 1962, escribió una serie de 37 artículos sobre la campaña de bombardeo Aliada, Wie Deutschlands Städte starben (Cómo las Ciudades de Alemania Murieron), para el diario Neue Illustrierte del bulevar alemán. Éstas eran las bases de su primer libro, La Destrucción de Dresde (1963), en que examinó el bombardeo Aliado de Dresde en el febrero de 1945. Antes de los años 1960, un debate sobre la moralidad del bombardeo por saturación de ciudades alemanas y población civil había comenzado ya, sobre todo en el Reino Unido. Había por consiguiente el gran interés en el libro de Irving, que se ilustró con cuadros gráficos, y se hizo un éxito de librería internacional.

En la primera edición, las estimaciones de Irving para muertes en Dresde estaban entre 100,000 y 250,000 — notablemente más alto que cifras el más antes publicadas. Estas cifras se hicieron autoritarias y extensamente aceptadas con muchos trabajos de la referencia estándares. En ediciones posteriores del libro durante las próximas tres décadas, gradualmente ajustó a la cifra hacia abajo a 50,000–100,000. Según pruebas introducidas por Richard J. Evans en el juicio del libelo de Deborah Lipstadt en 2000, Irving basado sus estimaciones de los muertos de Dresde en la palabra de un individuo que no proporcionó ningunos documentos acreditativoses, usaron documentos forjados y describieron a un testigo que era un urólogo como el Oficial médico del Subdirector de Dresde. El doctor se ha quejado desde entonces de mal identificado por Irving, y adelante, sólo hacían un informe los rumores sobre el número de víctimas. Hoy, las bajas en Dresde se estiman como 25,000–35,000 muerto.

Según Walter Weidauer, alcalde de Dresde de 1946-1958, Irving basado sus números en un documento falsificado promulgado por el ministro de la Propaganda nazi Joseph Goebbels, así como reclamaciones hechas después de la guerra por un ex-funcionario nazi de Dresde, Hanns Voigt, sin verificarlos contra fuentes oficiales disponibles en Dresde (Walter Weidauer, Dietz Verlag, 1965; edición condensada, 1990, ISBN 3 320 00818 8). Irving publicó una carta al redactor en de Londres el 7 de julio de 1966, confesando que los datos en su libro no eran creíbles.

Robo de 1963 del piso de Irving

Hacia el noviembre de 1963, Irving estaba en Inglaterra cuando llamó la Policía de Londres de Londres con sospechas había sido la víctima de un robo, perpetrado por tres hombres que habían ganado el acceso a su piso de Mayfair que afirma ser ingenieros de la Administración General de Correos (GPO). Gerry Gable se detuvo posteriormente y se sostuvo en la comisaría de Hornsey, donde el 14 de enero de 1964, junto con Manny Carpel y el otro, Gable reconoció forzar la entrada con la intención de robar papeles privados. En el juicio, el abogado de la defensa afirmó que esto no era ningún delito ordinario, diciendo al tribunal, "esperaron encontrar el material que podrían tomar a la Rama Especial". El caso se relató en el Daily Telegraph, el 17 de enero de 1964 y otros periódicos.

Autor

Después del éxito del libro de Dresde, Irving siguió escribiendo, incluso algunos trabajos de la historia del revisionista. En 1964, escribió la Jerarquía de La Yegua, una cuenta del programa de armas secreto alemán y las medidas preventivas de inteligencia Aliadas contra él; traducido las Memorias del Mariscal de campo Wilhelm Keitel en 1965 (corregido por Walter Görlitz); y en 1967 Accidente publicado: La Muerte del general Sikorski. En el libro último, Irving afirmó que el accidente de avión que mató al gobierno polaco en el líder de exilio Sikorski Władysław General en 1943 era realmente un asesinato pedido por Winston Churchill, para permitir a Churchill engañar Polonia a la Unión Soviética. El libro de Irving inspiró a los Soldados de juego de 1967 muy polémicos por su amigo, el dramaturgo alemán Rolf Hochhuth, donde Hochhuth representa a Churchill que pide el "asesinato" del general Sikorski. También en 1967, publicó más dos trabajos: La Casa del Virus, una cuenta de la energía nuclear alemana proyecta de que Irving condujo muchas entrevistas y La Destrucción del Convoy PQ-17, en el cual culpó al comandante del grupo de la escolta británico, el comandante Jack Broome para las pérdidas catastróficas del Convoy PQ-17. Entre mucha publicidad, Broome demandó a Irving para el libelo en el octubre de 1968, y en el febrero de 1970, después de que 17 días de la deliberación antes del Tribunal Supremo de Londres, Broome ganó. Irving se obligó a pagar 40,000£ en daños, y el libro se retiró de la circulación.

Después de PQ-17, Irving en gran parte cambió a la escritura de biografías. En 1968, Irving publicó la Violación de la Seguridad, una cuenta de la lectura alemana de mensajes a y de la Embajada británica en Berlín antes de 1939 con una introducción por el historiador británico D.C. Watt. A consecuencia del éxito de Irving con Dresde, los miembros del ala extrema derecha de Alemania le asistieron en ponerse en contacto con miembros que sobreviven del círculo interior de Hitler. En una entrevista con el periodista americano Ron Rosenbaum, Irving afirmó haber desarrollado simpatías hacia ellos. Muchos que envejecen el antiguo mediados - y nazis alto clasificados vieron a un amigo potencial en Irving y donaron diarios y otro material. Irving describió su trabajo histórico a Rosenbaum como un acto de "limpieza de la piedra" de Hitler, en el cual liquidó el "lodo" que sintió se había injustamente aplicado a la reputación de Hitler.

En 1969, durante una visita a Alemania, Irving encontró a Robert Kempner, uno de los acusadores americanos en Nuremberg. Irving preguntó a Kempner si el "registro oficial del Nuremberg se falsificara" y le dijera que planeaba ir a Washington, D.C. para comparar las grabaciones sanas de pruebas del marzo de 1946 del Mariscal de campo Milch con los textos posteriormente publicados para encontrar la prueba que pruebas dadas en Nuremberg "se manipularon y se manipularon". De su vuelta a los Estados Unidos, Kempner escribió a J. Edgar Hoover, el director de la Brigada de Investigación Criminal, que Irving expresó muchas "declaraciones antiamericanas y antijudías".

En 1971, tradujo las memorias del general Reinhard Gehlen, y en 1973 publicó La Subida y la Caída de Luftwaffe, una biografía de Luftwaffe Marshal Erhard Milch. Gastó el resto de los años 1970 trabajando en la guerra de Hitler y el Camino de guerra, su biografía de dos partes de Adolf Hitler; El Rastro del Zorro, una biografía del Mariscal de campo Erwin Rommel; y una serie en el Expreso del domingo descripción de la incursión de Machos de la Presa famosa de Royal Air Force. En 1975, en su introducción a Hitler und jábega Feldherren, la edición alemana de la guerra de Hitler, Irving atacaron el diario de Anne Frank como una falsificación, afirmando falsamente que un tribunal de Nueva York había dictaminado que el diario era realmente el trabajo de un guionista americano Meyer Levin "en la colaboración con el padre de la muchacha".

La descripción de Irving como un historiador, más bien que un autor histórico, es polémica, con algunas publicaciones que siguen refiriéndose a él como un "historiador" o "historiador deshonrado", mientras los otros insisten que no es un historiador y ha adoptado alternativas como "autor" o "escritor histórico". El historiador militar John Keegan ha elogiado a Irving de su "capacidad extraordinaria de describir y analizar la conducta de Hitler de operaciones militares, que era su ocupación principal durante la Segunda Guerra mundial". Donald Cameron Watt, el Profesor emérito de la Historia moderna en la Escuela de Londres de la Economía, escribió que admira un poco del trabajo de Irving como un historiador, aunque rechace sus conclusiones sobre el Holocausto. En las medidas del libelo contra Irving, Watt rehusó la solicitud de Irving de declarar, apareciendo sólo después de que una citación se pidió. Declaró que Irving había escrito un "muy, la pieza muy eficaz de la beca histórica" en los años 1960, que era sin relaciones con su trabajo polémico; también sugirió que Irving no era "en la clase superior" de historiadores militares.

Revisionismo

La guerra de Hitler

En 1977 Irving publicó la guerra de Hitler, la primera de su biografía de dos partes de Adolf Hitler. La intención de Irving con la guerra de Hitler para limpiar lejos los "años de mugre y decoloración de la fachada de un monumento silencioso y severo" para revelar a verdadero Hitler, cuya reputación Irving reclamó había sido difamada por historiadores. Con la guerra de Hitler, Irving trató de "ver la situación por lo que posible a través de los ojos de Hitler, de su escritorio". Retrató a Hitler como un político racional, inteligente, cuyo sólo el objetivo era aumentar la prosperidad de Alemania y la influencia en el continente, y quien constantemente se defraudaba por subordinados de treasonous y/o incompetente. El libro de Irving criticó a los líderes Aliados, el más notablemente Winston Churchill, para la intensificación eventual de la guerra, y afirmó que la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941 era una "guerra preventiva" obligada en Hitler a apartar un ataque soviético inminente presunto. También afirmó que Hitler no tenía conocimiento del Holocausto; sin negar su acontecimiento, Irving afirmó que Heinrich Himmler y su diputado Reinhard Heydrich eran sus creadores y arquitectos. Irving hizo la mayor parte de la carencia de cualquier pedido escrito de Hitler que ordena que el Holocausto, y durante décadas después ofreciera pagar 1000£ a cualquiera que podría encontrar tal pedido.

La reacción a la guerra de Hitler era generalmente crítica. Los revisores tomaron la cuestión con las reclamaciones actuales de Irving así como sus conclusiones. Por ejemplo, el historiador americano Charles Sydnor notó numerosos errores con la guerra de Hitler, como la afirmación no referida de Irving que los judíos que lucharon en el Levantamiento del Gueto de Varsovia de 1943 bien se proveyeron de armas de los aliados de Alemania. Sydnor indicó que Hitler había recibido un informe de SS en el noviembre de 1942 que contuvo una mención de 363,211 judíos rusos ejecutados por Einsatzgruppen entre el agosto-noviembre de 1942. Sydnor comentó que parece que la declaración de Irving que Einsatzgruppen eran responsables en los campos de exterminación indica que no era familiar con la historia del Holocausto, ya que Einsatzgruppen eran de hecho escuadrones de la muerte móviles quien no tuvo nada que ver con los campos de exterminación.

El trabajo de Irving de finales de los años 1970 y a principios de los años 1980

Sólo meses después de la liberación inicial de la guerra de Hitler, Irving publicó El Rastro del Zorro, una biografía del Mariscal de campo Erwin Rommel. En ello, Irving atacó a los miembros del 20 de julio Complot de matar a Hitler, marcándolos "traidores", "cobardes" y "manipuladores", y faltamente de sentido crítico presentó a Hitler y la venganza subsecuente de su gobierno contra los trazadores, de los cuales Rommel también era una víctima. En particular, Irving acusó al amigo de Rommel y el Jefe de Estado Mayor general Hans Speidel de enmarcar a Rommel en el golpe intentado. El historiador británico David Pryce-Jones en una revisión de libros del Rastro del Zorro en la edición del 12 de noviembre de 1977 de La Revisión de libros de New York Times acusó a Irving de la toma de todo que Hitler tuvo que decir al valor nominal.

En 1978, Irving soltó El Camino de guerra, el volumen del compañero a la guerra de Hitler que cubrió acontecimientos que conducen a la guerra y que se escribió desde un punto de vista similar. Otra vez, los historiadores profesionales como D.C. Watt notaron numerosas inexactitudes y falsificaciones. A pesar de la crítica, el libro se vendió bien, como hizo todos los libros de Irving a esa fecha. El éxito financiero de sus libros permitió a Irving comprar una casa en el distrito prestigioso de Mayfair de Londres, poseer un coche de Rollos-Royce y disfrutar de un estilo de vida muy abundante. Además, Irving, a pesar de casarse, se hizo cada vez más abierto sobre sus asuntos con otras mujeres, todas de las cuales se detallaron en su diario autopublicado. Los asuntos de Irving debían hacer que su primer matrimonio terminara en el divorcio en 1981. En 1982, Irving comenzó una relación del derecho consuetudinario con un modelo danés, Bente Hogh.

En los años 1980 Irving comenzó a investigar y escribir sobre temas además de Alemania nazi, pero con menos éxito. Comenzó su investigación en su biografía de tres partes de Winston Churchill. Después de que la publicación el trabajo de Irving de Churchill recibió al menos una revisión mala del profesor David Cannadine entonces de Universidad de Londres, ahora de la universidad de la Princeton.

En 1981, publicó dos libros. El primer era La guerra Entre los generales, en los cuales Irving ofreció una cuenta del Alto mando Aliado en el Frente Occidental en 1944-45, detallando los conflictos acalorados que Irving alega ocurrió entre varios generales de varios países y rumores de presentación sobre sus vidas privadas. ¡El segundo libro era el Levantamiento!, sobre la rebelión de 1956 en Hungría, que Irving caracterizó de "principalmente un levantamiento antijudío", supuestamente porque el régimen comunista fue controlado por judíos. La pintura de Irving del régimen comunista de Hungría como unos Gentiles de opresión de dictadura judíos provocó gastos del antisemitismo. Además, había quejas que Irving había exagerado enormemente varias personas de origen judío en el régimen comunista y no había hecho caso del hecho que los comunistas húngaros que realmente tenían un origen judío como Mátyás Rákosi y Ernő Gerő habían rechazado totalmente el Judaísmo y a veces habían expresado propias actitudes antisemíticas. Los críticos como Neal Ascherson y Kai Bird tomaron la cuestión con un poco de la lengua de Irving que pareció evocar imágenes antisemíticas, como su comentario que Rákosi poseyó "el tacto de un carnicero cosher".

Diarios de Hitler

En 1983, Irving desempeñó un papel principal en la broma pesada de Diarios de Hitler. Irving había sido mucho tiempo un coleccionista ávido de objetos de interés nazis, y en el octubre de 1982 compró 800 páginas de documentos que se relacionan con Hitler, sólo para descubrir que muchos de los documentos eran falsificaciones. Irving era un defensor temprano del argumento que los diarios eran una falsificación y fueron a fin de que estrellarse la rueda de prensa creída por Hugh Trevor-Roper en las oficinas de Hamburgo de la revista Der Stern el 25 de abril de 1983 denunciar los diarios como una falsificación y Trevor-Roper para endosar los diarios como genuinos (Trevor-Roper había llamado la rueda de prensa para anunciar su retirada de su endoso). El rendimiento de Irving en la rueda de prensa de Der Stern donde violentamente arengó a Trevor-Roper hasta no expulsado por la seguridad le llevó a presentarse muy a la vista en las noticias; al día siguiente, Irving apareció en Hoy programa de televisión como un invitado presentado. Irving había concluido que los diarios de Hitler presuntos eran una falsificación porque habían venido del mismo distribuidor en objetos de interés nazis de quien Irving había comprado su colección en 1982. En la rueda de prensa en Hamburgo, Irving anunció, "Sé la colección de la cual estos diarios vienen. Es una vieja colección, llena de falsificaciones. Tengo unos aquí". Irving estaba orgulloso del "rastro del caos" había creado en la rueda de prensa de Hamburgo y la publicidad asistente que le había traído, y en particular tomó mucho orgullo de su humillación de Trevor-Roper, que a Irving fuertemente le disgustó a su crítica de métodos de Irving y conclusiones. Irving también notó inconsistencia internas en los diarios de Hitler supuestos, como una entrada del diario hacia el 20 de julio de 1944, que habrían dado con poca probabilidad la mano derecha de ese Hitler había sido mal quemada por la bomba plantada en su oficina central por el coronel Claus von Stauffenberg antes ese día.

Una semana más tarde el 2 de mayo, Irving se invirtió y afirmó que los diarios eran genuinos; en la misma rueda de prensa, Irving tomó la oportunidad de promover su traducción de las memorias del médico doctor Theodor Morell de Hitler. Robert Harris, en su libro que Vende a Hitler, sugirió que una razón adicional del cambio de idea de Irving sobre la autenticidad de los diarios de Hitler presuntos consistía en que los diarios falsos no contienen ninguna referencia al Holocausto, así reforzando la reclamación de Irving con la guerra de Hitler que Hitler no tenía conocimiento del Holocausto. Posteriormente Irving hizo otra vuelta en U cuando los diarios se revelaron como una falsificación. En una rueda de prensa creída retirar su endoso de los diarios, Irving orgullosamente afirmó que era el primero en llamarlos una falsificación, a la cual un reportero contestó que también era el último para llamarlos genuinos.

Otros libros

A mediados de los años 1980, Irving no había tenido un libro acertado durante años, y estuvo atrasado por escrito el primer volumen de su serie de Churchill, la investigación para la cual había estirado sus finanzas. Terminó el manuscrito en 1985, pero el libro no se publicó hasta 1987, cuando se soltó como la guerra de Churchill, el Tomo I.

En 1989, Irving publicó su biografía de Hermann Göring, en el cual en gran parte retrató Reichsmarschall como un drogadicto demasiado pesado en gran parte preocupado por su propia riqueza y placeres personales, más bien que sus deberes dentro del Tercer Reich. Irving minimizó el papel de Göring en el Holocausto, describiendo en cambio la personalidad jovial de Göring y ofreciendo una riqueza de hechos menos conocidos sobre su vida. Irving también contó varios incidentes y produjo documentos como pruebas que Göring desaprobó la persecución de judíos y otros delitos nazis.

Desmentido de holocausto

Movimiento hacia desmentido de Holocausto

Durante los años, la postura de Irving del Holocausto cambió considerablemente. A partir de 1988, comenzó a apoyar el desmentido de Holocausto abiertamente; no había negado antes el Holocausto completamente y por esta razón, muchos deniers de Holocausto eran ambivalentes sobre él. Admiraron a Irving por la inclinación pronazi con su trabajo y el hecho que poseyó un nivel de la credibilidad dominante de la cual carecieron, pero se enojaron que no negó abiertamente el Holocausto. En 1980, Lucy Dawidowicz notó que aunque la guerra de Hitler fuera fuertemente comprensiva del Tercer Reich, porque Irving sostuvo que Hitler era inconsciente del Holocausto a diferencia de negar el Holocausto, que su libro no era la parte del "canon antisemítico". En 1980, Irving recibió una invitación de hablar en una conferencia de desmentido del Holocausto, que rechazó bajo las tierras que su aspecto allí dañara su reputación. En una carta, Irving declaró sus razones de su respuesta negativa como:" Esto es Realpolitik puro en mi parte. ¡Peligrosamente me expongo ya, y no puedo tomar la posibilidad de agarrar en el Fuego antiaéreo destinado para otros!" Aunque Irving rechazara en este tiempo aparecer en conferencias patrocinadas por el Instituto que niega el Holocausto de Historical Review (IHR), realmente concedió al instituto el derecho de distribuir sus libros en los Estados Unidos. Robert Jan van Pelt sugiere que la razón principal de Irving que desea guardar su distancia de deniers de Holocausto a principios de los años 1980 era su deseo al encontrado su propio partido político llamado el Foco.

Hasta 1988, Irving pareció rasgado entre deseos para tomarse en serio como un historiador o asociarse con aquellos con quien pareció que compartió una afinidad ideológica. En la primera edición de guerra de Hitler, notas a pie de página de Irving, "No puedo aceptar la visión … [que] allí no existe ningún documento firmado por Hitler, Himmler o el hablar de Heydrich de la exterminación de los judíos". En 1982, Irving hizo una tentativa de unificar a todos varios grupos neo-nazis en Gran Bretaña en un partido llamado el Foco, en el cual jugaría un papel principal. Irving se describió como un "fascista moderado" y habló de proyectos de hacerse el primer ministro del Reino Unido. El esfuerzo falló debido a problemas fiscales. Irving dijo el Correo de Oxford de tener "relaciones a un nivel bajo" con el Frente nacional británico. Irving describió El Foco, el diario principal del Vestíbulo de Libertad, como "un periódico quincenal excelente". Al mismo tiempo, Irving puso una copia "del Discurso de la Profecía de Hitler" del 30 de enero de 1939, prometiendo la "aniquilación de la raza judía en Europa" si "los financieros judíos" comenzaran otra guerra mundial, en su pared.

Después de fracaso del Foco, en el septiembre de 1983, Irving por primera vez asistió a una conferencia del IHR. Van Pelt ha sostenido que, con el fracaso de la carrera política de Irving, se sintió más libre de asociarse con deniers de Holocausto. En la conferencia, Irving no negó el Holocausto, pero realmente pareció contento de compartir la etapa con Robert Faurisson y el juez Wilhelm Stäglich, y afirmó impresionarse por las acusaciones de Friedrich Berg que la masa asesina vía vapores de gas diesel en la Operación los campos de exterminación de Reinhard eran imposibles. En esa conferencia, Irving repitió sus reclamaciones que Hitler era ignorante del Holocausto porque estaba "tan ocupado siendo un soldado". En un discurso en esa conferencia, Irving declaró:" No es esto directamente para Tel-Aviv para reclamar ahora que David Irving dice tonterías y por supuesto Adolf Hitler debe haber sabido sobre lo que entraba en Auschwitz y Treblinka, y luego en el mismo aliento para afirmar que, por supuesto nuestro Sr. Begin querido no sabía lo que continuaba en Sabra y Chatilla". Durante el mismo discurso, Irving proclamó que Hitler era el "amigo más grande que los judíos tenían en el Tercer Reich". En el mismo discurso, Irving declaró que actuó de tal modo para traerse la publicidad máxima. Irving declaró que: "Tengo en casa... un archivador lleno de documentos que no publico de repente. Los guardo: los publico un poco a la vez. Cuando creo que mi nombre no ha estado en los periódicos durante varias semanas, pues entonces les registro y les telefoneo y digo: '¿Y éste, entonces?'"

Un tema principal de las escrituras de Irving desde los años 1980 era su creencia que había sido una gran equivocación de parte de Gran Bretaña para declarar la guerra contra Alemania en 1939, y que después entonces y a consecuencia de esa decisión, Gran Bretaña se había metido en una decadencia imparable. Irving también tenía la opinión que Hitler a menudo trataba de ayudar a los judíos de Europa. En una entrevista de junio de 1992 con el Daily Telegraph, Irving afirmó haber tenido noticias del ayudante naval de Hitler que Führer le había dicho que no se podía casar porque Alemania era "su novia". Irving entonces afirmó haber preguntado al ayudante naval cuando Hitler hizo ese comentario, y para oír que la fecha era el 24 de marzo de 1938, Irving declaró en la respuesta "al Almirante de Herr, en ese momento nacía". Irving usó esto afirmó que el incidente sostenía que había alguna clase de la conexión mística entre sí e Hitler.

En un discurso de 1986 en Australia Irving sostuvo que las fotografías de sobrevivientes de Holocausto y muertos tomados en la primavera 1945 por soldados Aliados eran la prueba que los Aliados eran responsables del Holocausto, no los alemanes. Irving afirmó que el Holocausto no era el trabajo de líderes nazis, pero mejor dicho de "criminales anónimos", y además afirmó que "estos hombres [quien mató a los judíos] interpretado a su propio impulso, su propia iniciativa, dentro de la atmósfera general de la brutalidad creada por la Segunda Guerra mundial, en la cual los bombardeos por supuesto Aliados jugaron una parte." En otro discurso de 1986, esta vez en Atlanta, Irving afirmó que "los historiadores tienen una ceguera cuando viene al Holocausto porque como la enfermedad de Tay-Sachs es una enfermedad judía que causa la ceguera".

A mediados de los años 1980, Irving se asoció con el IHR, comenzó a dar conferencias a grupos como Volksunion Alemán alemán extremo derecho (DVU), y en público negó que los nazis sistemáticamente exterminaran a judíos en cámaras de gas durante la Segunda Guerra Mundial. Irving era un orador frecuente para el DVU en los años 1980 y principios de los años 1990, pero la relación terminó en 1993 por lo visto debido a preocupaciones por el DVU que la adhesión de Irving hacia el desmentido de Holocausto podría llevar al DVU prohibirse.

En 1986, Irving visitó Toronto, donde fue encontrado en el aeropuerto por el denier de Holocausto Ernst Zündel. Según Zündel, Irving "... creyó que era '¡el Revisionista Neo-el nazi Rambo Kook!'", y Zündel preguntado para alejarse de él. Zündel y sus partidarios obligaron a Irving alejándose de su viaje de la conferencia, que por consiguiente llamó poca atención de medios y fue considerado por Irving ser un fracaso. Después, Zündel envió a Irving una carta larga en la cual ofreció dibujar la publicidad a Irving, y así asegurar que sus futuros viajes de hablar fueran un éxito. Como consiguiente, Irving y Zündel se hacen amigos e Irving concordado a finales de 1987 para declarar para Zündel en su segundo juicio de negar el Holocausto. Además, la publicación en 1987 del libro Der europäische Bürgerkrieg 1917–1945 por Ernst Nolte, en el cual Nolte fuertemente implicó que tal vez los deniers de Holocausto estaban en algo, animó a Irving a hacerse más abierto en la asociación con Zündel.

Juicio de Zündel

En el enero de 1988, Irving viajó a Toronto, Canadá para asistir a Douglas Christie, el abogado de defensa de Ernst Zündel en su segundo juicio de negar el Holocausto. Trabajando estrechamente con Robert Faurisson, que también asistía a la defensa, Irving se puso en contacto con el Guardián Bill Armontrout de la Penitenciaría del estado de Misuri que recomendó que Irving y Faurisson entren en el toque con Fred A. Leuchter, un experto de ejecución autodescrito que vive en Boston. Irving y Faurission entonces volaron a Boston para encontrarse con Leuchter, que consintió en prestar su maestría técnica presunta en el nombre de la defensa de Zündel. Irving sostuvo que un experto presunto en gassings como Leuchter podría demostrar que el Holocausto era un "mito". Después del trabajo del segundo juicio de Zündel, Irving declaró basado en su exposición a las teorías de Zündel y Leuchter que conducía ahora un "individual" contra la idea que hubo un Holocausto. Posteriormente, Irving reclamó al periodista americano D.D. Guttenplan en 1999 entrevistan a ese Zündel le había convencido de que el Holocausto no había ocurrido.

En el juicio de Zündel de 1988, Irving repitió y defendió su reclamación de la guerra de Hitler que hasta el octubre de 1943 Hitler no sabía nada sobre la realización actual de la Decisión final. También expresó su creencia de desarrollo que la Decisión final implicó "atrocidades", no asesinato sistemático: "No creo que hubiera cualquier política del Reich total de matar a los judíos. Si hubiera, se habrían matado y no habría ahora tantos millones de sobrevivientes. Y crea que mí, me alegro de cada sobreviviente de que había." ¿Irving declaró para Zündel entre el 22-26 de abril de 1988, dónde endosó el libro de Richard Harwood Hizo Seis millones Realmente Mueren? como "más del noventa por ciento... objetivamente exacto".

En cuanto a que pruebas adelante llevaron a Irving a creer que el Holocausto nunca ocurrió, citó el informe de Leuchter del experto de ejecución impostor Fred A. Leuchter, que afirmó que no había ningunas pruebas para la existencia de cámaras de gas homicidas en el campo de concentración de Auschwitz. Irving dijo en un documental de 1999 sobre Leuchter: "El punto grande [del informe de Leuchter]: no hay ningún residuo significativo de cianuro en el ladrillo. Esto es lo que me convirtió. Cuando leí que en el informe en la sala de tribunal en Toronto, me hice un incrédulo incondicional". ¿Además, influyeron en Irving para abrazar el desmentido de Holocausto por el libro de 1988 del historiador americano Arno J. Mayer Por qué no Se oscureció el Cielo?, que no negó el Holocausto, pero afirmó que la mayor parte de aquellos que murieron en Auschwitz fueron matados por la enfermedad; Irving vio en el libro de Mayer una confirmación aparente de las teorías de Leuchter y Zündel sobre ningún asesinato de masas en Auschwitz.

Después del juicio, Irving publicó el informe de Leuchter como Auschwitz El Final de la Línea: El Informe de Leuchter en el Reino Unido en 1989 y escribió su advertencia. El libro de Leuchter había sido publicado primero en Canadá por los Editores Samisdat de Zündel en 1988 como El Informe de Leuchter: El Final de un Mito: Un Informe Técnico sobre las Cámaras de Gas de Ejecución Presuntas en Auschwitz, Birkenau y Majdenek. En su advertencia a la edición británica del libro de Leuchter, Irving escribió que "Le gusta estafarse, todavía menos donde las sumas de dinero considerables se implican". El timo presunto era el dinero de reparaciones en total 3 mil millones de DM pagados por la República Federal de Alemania a Israel entre 1952-1966 para el Holocausto. Irving describió las reparaciones que como son "esencialmente en la expiación para las 'cámaras de gas' de Auschwitz", que Irving llamó un "mito" que "no moriría fácilmente". En su advertencia, Irving elogió los "métodos escrupulosos" y "la integridad" de Leuchter.

Para publicar y escribir la advertencia a Auschwitz El Final de la Línea, el 20 de junio de 1989 Irving juntos con Leuchter se condenó a Principios de un Movimiento del Día de la Cámara de los Comunes como "los herederos de Hitler". El movimiento continuó a describir a Irving como un "apologista de Hitler propagandista y de mucho tiempo nazi" y Auschwitz El Final de la Línea como una "publicación fascista". En el Movimiento, la Casa declaró que "se horrorizaron por [el desmentido de Holocausto de] el apologista de Hitler propagandista y de mucho tiempo nazi David Irving". En respuesta al movimiento de la Cámara de los Comunes, Irving en una declaración de prensa desafió a los DIPUTADOS que votaron para condenarle que: "Entraré en las 'cámaras de gas' de Auschwitz y usted y sus amigos pueden volear por alto en Zykon B de acuerdo con los procedimientos conocidos y condiciones. ¡Garantizo que no se satisfará por los resultados!".

En un folleto Irving publicó en Londres el 23 de junio de 1989 Irving hizo el "anuncio de la época" que no había ningún asesinato de masas vía cámaras de gas en el campo de exterminación de Auschwitz. Irving puso etiqueta a las cámaras de gas en Auschwitz una "broma pesada", y escribiendo en la tercera persona declaró que "se ha establecido [Irving] a la cabeza de un grupo creciente de historiadores, por todo el mundo, quienes son escépticos ahora de la reclamación que en Auschwitz y otros campos eran 'fábricas de la muerte', en que los millones de personas inocentes eran sistemáticamente gassed a la muerte". Jactándose de su papel de criticar los diarios de Hitler como una falsificación en 1983, Irving escribió "ahora que [Irving] dice la misma cosa de las 'cámaras de gas infames' de Auschwitz, Treblinka y Majdanek. No existieron – alguna vez – excepto quizás como la creación del Ejecutivo de la Guerra Psicológico de guerra brillante británico". Finalmente, Irving afirmó que "los sobrevivientes de Auschwitz son el testimonio a la ausencia de un programa de la exterminación". Repitiendo la crítica de la Cámara de los Comunes, el 14 de mayo de 1990 un líder en The Times describió a Irving como un "hombre para quien Hitler es algo de un héroe y casi todo de un inocente y para quien Auschwitz es un engaño judío".

El desmentido de Holocausto sermonea el recorrido

A principios de los años 1990, Irving era un invitado frecuente a Alemania, donde habló en reuniones neo-nazis. Los temas principales de los discursos alemanes de Irving eran que los Aliados y los estados del Eje eran igualmente culpables para crímenes de guerra, que la decisión de Neville Chamberlain de declarar que la guerra contra Alemania en 1939 y ese de Winston Churchill siguen la guerra en 1940, había sido grandes errores que ponen Gran Bretaña en un camino de decadencia, y el Holocausto era sólo un "ejercicio de la propaganda". En el junio de 1990, Irving fue a las provincias alemanas que habían sido antes la parte de Alemania Oriental de un viaje bien hecho público titulado "Unas Luchas del inglés por el Honor de los alemanes," en que acusó a los Aliados de haber usado "documentos forjados" para "humillar" a la gente alemana. La misión autoproclamada de Irving era dirigir "a jóvenes prometedores" en Alemania en la "dirección correcta" (Irving a menudo ha declarado su creencia que las mujeres existen para "cierta tarea, que nos produce [hombres]" y debería ser "subordinada de hombres"; la conducción, en la opinión de Lipstadt, a una indiferencia en la parte de Irving en dirección de mujeres alemanas jóvenes en la "dirección correcta"). Los nacionalistas alemanes encontraron a Irving, como un denier de Holocausto no alemán, siendo particularmente creíble.

En el enero de 1990, Irving dio un discurso en Moers donde afirmó que sólo 30,000 personas murieron en Auschwitz entre 1940–45, todas causas naturales, que eran iguales — por tanto reclamó — al número de víctimas típico de una incursión de la Orden del Bombardero en ciudades alemanas. Irving afirmó que no había ningunas cámaras de gas en el campo de exterminación, declarando que la existencia permanece eran "maquetas construidas por los Polos". El 21 de abril de 1990 Irving repitió el mismo discurso en Munich, que llevó a su convicción para el desmentido de Holocausto en Munich el 11 de julio de 1991. El tribunal multó a Irving 7,000 DM. Irving apeló el juicio y recibió una multa de 10,000 DM para repetir los mismos comentarios en la sala de tribunal el 5 de mayo de 1992. Durante su petición en 1992, Irving visitó los presentes en la sala de tribunal de Munich para "luchar por la gente alemana y acabar con la sangre mienten del Holocausto que se ha dicho contra este país durante cincuenta años". Irving continuó a llamar el campo de exterminación de Auschwitz una "atracción turística" cuyos orígenes Irving afirmado volvió a un "plan ingenioso" ideado por el Ejecutivo de la Guerra Psicológico británico en 1942 para extender la propaganda antialemana que era la política del estado alemán de "usar 'cámaras de gas' para matar a millones de judíos y otro undesirables". Durante el mismo discurso, Irving condenó al juez como un "cretino senil, alcohólico". Después de su convicción para el desmentido de Holocausto, Irving se prohibió visitar Alemania.

Ampliándose sobre su tesis con la guerra de Hitler sobre la carencia de un pedido de Führer escrito por el Holocausto, Irving sostuvo en los años 1990 que la ausencia de tal pedido significó que no había ningún Holocausto. En un discurso entregado en Toronto en el noviembre de 1990 Irving afirmó que los sobrevivientes de Holocausto habían fabricado memorias de su sufrimiento porque "hay dinero implicado y pueden conseguir un pago al contado de la compensación bueno de ello". Durante el mismo discurso de 1990 en Toronto, Irving afirmó que "más personas murieron en el asiento de atrás del coche del senador Edward Kennedy en Chappaquiddick que murió en la cámara de gas de Auschwitz". En ese discurso, Irving usó la metáfora de un barco de crucero llamado el Holocausto, que Irving reclamó tenía "... la pared de lujo para amurallar alfombras encajadas y un equipo de miles … terminales marítimos establecidos en ahora prácticamente cada capital en el mundo, disfrazado de museos del monumento conmemorativo de Holocausto". Irving continuó a afirmar que el "barco" era debido para la navegación áspera porque recientemente el gobierno soviético había permitido el acceso de historiadores a "las fichas de todas las personas que pasaron por las puertas de Auschwitz" y afirmaron que esto llevaría "a mucha gente [que] no afirma ser sobrevivientes de Auschwitz más" (la declaración de Irving sobre las fichas era incorrecta; lo que el gobierno soviético había puesto a disposición en 1990 eran los libros de muerte de Auschwitz, registrando los peajes de muerte semanales). Irving reclamó sobre la base de lo que llamó los libros del índice que, "Como los expertos pueden mirar un tatuaje y decir 'Sí, 181, 219 que significa entró en Auschwitz en el marzo de 1943" y advirtió a sobrevivientes de Auschwitz "Si quiere ir y hacer poner un tatuaje su brazo, como muchos de ellos hacen, tengo miedo de decir, y afirmar posteriormente que estaba en Auschwitz, se tiene que asegurar a) en el cual cabe con el mes dijo que fue a Auschwitz y b) no es un número que cualquiera usó antes".

El 17 de enero de 1991 Irving dijo a un reportero de la Crónica judía que "Los judíos son muy tontos de no abandonar la teoría de la cámara de gas mientras todavía tienen el tiempo". Irving fue para decir que creyó que el antisemitismo aumentará por todo el mundo porque "los judíos han explotado a la gente con la leyenda de la cámara de gas" y que "En diez años, Israel dejará de existir y los judíos tendrán que volver a Europa". En su edición revisada de 1991 de la guerra de Hitler había quitado todas las referencias a campos de exterminación y el Holocausto. En un discurso dado en Hamburgo en 1991, Irving declaró que en dos años "... este mito de asesinatos de masas de judíos en las fábricas de muerte de Auschwitz, Majdanek y Treblinka... que de hecho nunca ocurrió" se refutará (Auschwitz, Majdanek, y Treblinka eran todo Vernichtungslager conocido). Dos días más tarde, Irving repitió el mismo discurso en Halle antes de un grupo de neo-Nazis y elogió a Rudolf Hess como "que grande mártir alemán, Rudolf Hess". En otro discurso de 1991, esta vez en Canadá, Irving llamó el Holocausto una "broma pesada", y otra vez predijo que hacia 1993 la "broma pesada" se habría "expuesto". En ese discurso, Irving declaró, "Gradualmente la palabra se pone alrededor de Alemania. Dos años de ahora también, los historiadores alemanes reconocerán que tenemos razón. Reconocerán que durante cincuenta años han creído una mentira". Durante ese discurso dado en el octubre de 1991, Irving expresó su desprecio y odio hasta sobrevivientes de Holocausto proclamando que:



Buscar